El aro en la oreja

 

Hoy en día vemos a muchas personas con pendientes en las orejas, a veces, es un identificativo de tribu urbana.

¿Pero sabéis que tuvo un significado concreto?

Tradicionalmente, un aro en la oreja significaba que esa persona había navegado por el cabo de hornos.

Una proeza.